domingo, 12 de febrero de 2017

CLAUSTRO DE LA CATEDRAL DE BAEZA







La antigua mezquita aljama que existía antes de la construcción de la Catedral ocupaba lo que hoy es el patio, claustro y parte del trascoro.


Profesora Luz Uliarte Vazquez


Según Ulierte Vazquez (1985, p.500) en el clausto los pilares y contrafuertes prismáticos pueden haber sido soportes de las naves transversales de la mezquita que se corresponden con las capillas mudéjares.

P. Vilches hace la descripción del antiguo templo catedralicio, o sea la mezquita que ocupaba lo que es hoy patio, claustros y parte del trascoro. 

El edificio árabe fue ampliado y mejorado por el rey y de su fábrica nos da el historiador la siguiente y puntual referencia:

“ Parte del edificio del emperador don Alonso se conserva hoy al fin de la iglesia y todo el claustro, que tiene ciento y treinta y dos pies de largo y ochenta de ancho, con proporcionada altura, obra de cantería, orden toscano por arista—lo
que entonces se alcanzaba—como también la puerta principal antigua, que hoy llamamos dei Perdón. Pasados muchos años, se zanjó el templo nuevo junto al claustro, salió muy capaz y suntuoso, escede su longitud a doscientos y cincuenta pies, su latitud a ochenta..."


"Adornan este templo veinte y más Capillas, al Claustro diecisiete, todas vistosas y ricas, no sólo de altares, retablos, ornamentos y vasos, con buena arquitectura y rejas, sino también con Ministros..."

 
Alcalde Fernando Viedma


En 1957, siendo Alcalde Fernando Viedma se realiza una restauración bastante considerable en la Catedral, dado el estado de abandono por la cantidad de años que llevaba sin culto.


Fotografía de Cristobal Cruz




Se realiza una obra faraónica en ella: se restauran tejados, el claustro (que estaba cegado), la sacristía, las capillas, las rejas, el coro, etc…

Fotografía de Cristobal Cruz



El Consejo de Ministros aprobó en 1956 una subvención de 250.000 pesetas para la Catedral. En 1957 se recibe el Ministerio de Trabajo otra subvención de 141.815 pesetas.



En 1968 se acomete la restauración del claustro que no se llega a terminar. Hasta esta fecha solo se había intervenido parcialmente y de urgencia en las cubiertas. 


El claustro tenía sus galerías cubiertas por bóvedas de crucería de escayola, muchas de sus capillas se encontraban tapiadas y los muros de las mismas encalados, aunque en alguna de ellas se podían apreciar arcos de herradura lobulados y yeserías. Asimismo la arquería que daba al patio se encontraba cerrada. 

Escolano Gómez en el año 1938 lo describe como “tan pobre, que no precisa adjetivación alguna”.

Es en esta época cuando desaparecen las bóvedas de las galerías, para rehacer las cubiertas en su totalidad.




Se construyó una nueva cubierta inclinada sobre un forjado de viguetas pretensadas y revoltón para sustituir a la antigua estructura de madera.

En 1969 se descubren en el claustro una serie de capillas, de estilo árabe, que van a ser datadas por la Dirección General de Bellas Artes.







El aparejador D. Pablo Ponce Llavero llevó a cabo la obra de reconstrucción y rehabilitación de las mismas.





El claustro catedralicio presenta una planta rectangular y un diseño sencillo. Los pórticos de las galerías presentan arcos apuntados con contrafuertes de prisma que le confieren un aspecto de robustez. 







En el centro se sitúa un pozo.











La galería sur dispone de cinco antiguas capillas abiertas en su muro. La primera de ellas, es de estilo mudéjar, se ubica junto a la puerta del Perdón; la bóveda es de ladrillo y el arco de herradura con yeserías en el interior. La segunda capilla, del mismo estilo, presenta un doble arco de ladrillo, con una enjuta incompleta en su parte superior y las jambas son de piedra y ladrillos alternados; la bóveda vaída es de ladrillo formando círculos concéntricos. La tercera capilla, igualmente mudéjar, es de piedra con arco túmido, bóveda nervada, con dos arcos lobulados y la plementería de ladrillo. La cuarta capilla, es de estilo gótico, presenta una bóveda de crucería con florones policromados y escudos en los arranques y en la clave. La quinta y última capilla de la galería, es mudéjar, con un gran arco apuntado, en se hallan instalados los fondos del archivo catedralicio.
(...) tiene bóveda esquifada de ocho paños, sobre trompas de arco semicircular y arista, con finos nervios. Sobre las trompas hay adornos de yesería morisca, formando atauriques e inscripciones árabes cursivas que repiten la frase "La gloria a Dios" y, además, angelillos, etc.


Descripción de la quinta capilla por Francisco Escolano Gómez.
La galería este, se compone por tres antiguas capillas que en la actualidad ocupa la sacristía, con acceso directo al templo.

El claustro se completa al oeste, con una sala capitular, que fue biblioteca del antiguo seminario, y otras dos salas que sirven como museo y en la que se exponen, libros de coro, casullas, cálices, un magnífico alabastro policromado del siglo XVII con talla de la Piedad, entre otros.



Fuentes:


Morfología macroscópica de alteración de la piedra de la Catedral de Baeza. Universidad de Sevilla
La Catedral de Baeza. Autor: José Chamorro Lozano
Baeza de 1950 a 1970. Autores: Josefa Inés Montoro y Fernando Viedma Puche

Baeza Restaurada. Tesis Doctoral. Milagros Palma Crespo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOPE RUIZ DE BAEZA, PRIMER ALCAYDE DE LA CIUDAD DE BAEZA

Fue muy valido del Rey Santo, y hállase haberle heredado en el Algarbe de Baeza y héchole merced de las villas de Bailén y de Laguard...